Bienvenida a todo el mundo

Desde aquí doy la bienvenida a todo el que desee leer mis opiniones en un lugar donde la indiferencia no tiene lugar.

sábado, 23 de febrero de 2008

Enjuiciemos a todos los Criminales de Guerra

Después de la Segunda Guerra Mundial y tras las barbaridades realizadas por los nazis, muchos de los culpables fueron juzgados y condenados en los famosos Juicios de Núremberg. Es cierto que algunos escaparon a Sudamérica donde han conseguido librarse de un juicio justo, pero siempre se ha intentado que los crímenes de guerra se paguen.
Nuestro querido juez Garzón, se ha convertido en justiciero mundial y también ha juzgado a dictadores por sus graves crímenes, sin ir más lejos a Pinochet, y desde Sudamérica le siguen pidiendo que juzgue a semejantes criminales ya sea de Argentina o de Perú. No me extrañaría nada que pronto le pidan que juzgue también a Fidel Castro, ya que ha dicho que no va a volver a ser dirigente de Cuba, por lo cual como dictador duro que ha sido debería ser juzgado.
Pero el siglo XXI también ha comenzado con una guerra ilegal: la guerra de Irak. Sus promotores por tanto, también deberían ser enjuiciados como criminales de guerra. El que sí que ha sido enjuiciado y condenado a pena capital fue Saddam Hussein, que sin duda era culpable por las atrocidades que cometió. ¿Y para los promotores de esa guerra ilegal no habrá juicio? Blair y Aznar ya no son presidentes, por lo cual Garzón también podría hincarles el diente, y dentro de poco el caballero de pocas luces Bush dejará de serlo, ¿se atreverá Garzón contra él? Desde aquí yo le animo, pues es una persona de férreas convicciones y resuelto a hacer justicia donde sea, pero que tampoco se olvide de los otros dos energúmenos. Yo he coincidido con él en un bar y reconozco que no es una persona que dé miedo, pero estoy seguro que de coincidir contra él en un juzgado mi impresión cambiaría y me debería cambiar de pantalones...
La guerra de Irak fue una guerra ilegal puesto que no contaba con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, por tanto de acuerdo con el Derecho Internacional los efectos de esta agresión son crímenes de guerra y como consecuencia sus inductores y ejecutores criminales de guerra. Esto es, los miembros del trío de las Azores: Bush, Blair y Aznar son criminales de guerra pues lanzaron un ultimátum a Irak con un plazo de 24 horas, durante el cual Saddam debería dimitir y deberían entregarse unas armas de destrucción masiva que ni existían ni había indicio real alguno de su existencia, como los inspectores de Naciones Unidas apuntaron en alguna ocasión. Hoy en día esta gran mentira está confirmada, pero el caso es que transcurrido el plazo se invadió Irak, con la correspondiente destrucción y oleada de muertes que todavía hoy perduran.
Pero de los tres criminales ahora me voy a centrar en nuestro compatriota Aznar y por supuesto en sus gobernantes que le apoyaron, ya que el pueblo español se manifestó en contra de esa guerra injusta como nunca antes lo había hecho, es más España participó en esa guerra sin la aprobación del Congreso de los Diputados y con el disfraz de una labor humanitaria, a todas luces falsa. Menos mal que Zapatero cumplió su promesa y sacó a nuestro ejército de allí. Pero esa guerra al único que ha beneficiado de todos nosotros ha sido a Aznar, que como expresidente y amigo interesado de Bush, anda de acá para allá diciendo sandeces y cobrando muchísimo por ello.
Sin embargo hoy me he enterado por la radio que existe una Plataforma Juicio a Aznar, que se reunía hoy y que va a presentar una segunda querella contra el expresidente del Gobierno y su Gabinete por su responsabilidad en la guerra de Irak, basada en la sentencia del juicio del 11-M. Me ha parecido una buena y justa iniciativa, y ante mi desconocimiento de la primera querella me he querido informar de quiénes son, descubriendo que están encabezados por gente bastante importante, lo que podéis consultar en su web: http://www.juicioaaznar.net/
En dicha web solicitan a los partidos políticos que se oponen a la guerra de Irak, que todavía hoy perdura y que incrementa la cifra de cadáveres día tras día, y a los que no quieran seguir siendo cómplices de la misma que colaboren activamente en la exigencia de responsabilidades políticas, pero también judiciales de José María Aznar y del Partido Popular. Por ello esperan que los jueces no tengan en cuenta la relevancia política de quienes hayan violado la ley y hagan caer el peso de la justicia sobre ellos. Asimismo, esperan que todos los ciudadanos asuman el protagonismo que se ganaron en las movilizaciones contra la guerra, reclamando ahora la responsabilidad de quien no quiso escuchar entonces nuestras voces. Pues amigos de la Plataforma, desde aquí os digo que estoy con vosotros.
Esta segunda querella es debida a que el Tribunal Supremo decidió, en enero de 2004, archivar las querellas y denuncias formuladas por varios miles de ciudadanos españoles que exigían a Aznar responsabilidad penal por la participación de España en la Guerra de Irak sin la previa autorización de las Cortes Generales. Esta decisión del Supremo fue recurrida en amparo por la Plataforma Juicio a Aznar ante el Tribunal Constitucional y está pendiente de que se pronuncie, pero aún así la Plataforma ha decidido presentar una segunda querella.
¿El motivo? Que en estos cuatro años se han producido hechos suficientemente graves que, en el momento de presentar la querella anterior, no habían tenido lugar, como los atentados del 11 de marzo. Y es que la sentencia del 11-M apunta como una de las causas del atentado la intervención en la guerra, un hecho que afectaría al artículo 590 del Código Penal.
Lo mejor es que dicho artículo establece una pena de ocho a quince años de cárcel para quien, con actos ilegales o que no estén debidamente autorizados, provoque o dé motivo a una declaración de guerra contra España por parte de otra potencia, o exponga a los españoles a experimentar vejaciones o represalias en sus personas o en sus bienes. Así que, querido Aznar, si la Justicia Española de verdad funciona, si Garzón pone la mitad de empeño en juzgarte que a Pinochet, lo tienes crudo, de lo que en verdad me alegro. Tal vez en la cárcel tú y tus secuaces podáis encontrar las armas de destrucción masiva que os inventasteis, y sin duda será un buen lugar para que te vanaglories de conducir borracho y a alta velocidad.
Con esto os dejo por hoy, queridos lectores, espero que estéis conmigo y no consideréis mis palabras ni las de esta Plataforma merecedoras de la hoguera, pero si consideréis culpables y merecedores del castigo del fuego purificador a Aznar, sus aliados y sus colaboradores del Partido Popular por meter a España en una guerra injusta, ilegal y basada en mentiras, que trajo como consecuencia la enorme represalia de los atentados del 11-M.
¡Buenas noches!

4 comentarios:

Akiba dijo...

Ninguna guerra es legal. Nada justifica la muerte de una persona. Sólo la violencia estaría permitida en defensa propia. Pero el bélico es un negocio floreciente, y todos quieren parte del pastel. No se gobierna para el pueblo, que pasa hambre. No aquí, quizás, pero sí gran parte de nuestros hermanos del tercer mundo: ni estados, ni iglesia, ni la gran mayoría del resto del planeta hacemos realmente nada por paliar tal hambruna. Ellos serán los muertos de la próxima guerra, con la que sanear la cuenta de resultados de tantas empresas ávidas de colocar sus existencias armamentísticas.
No, lenguaraz, no; no hay ninguna guerra legal. Ni idea, religión, territorio, posesión o dinero que la justifique. Como William Wallace, lucharemos por nuestra libertad, aunque siempre habrá traidores que nos vendan por cuarenta monedas, como a Jesús, al que se le debe estar cayendo el alma a los pies al ver a sus representantes en la tierra corruptos, onerosos y alejados de su propio dios.
No puedo evitar recordar canciones que han plasmado en hemosas palabras las ideas de tanta gente de bien. Rosa León, hace ya muchos años, popularizó una canción de María Elena Walsh, titulada CANCION DE CUNA PARA UN GOBERNANTE, que, más o menos, viene a ilustrar lo que hablámos:
Duerme tranquilamente que viene un sable
a vigilar tu sueño de gobernante.

América te acuna como una madre
con un brazo de rabia y otro de sangre.

Duerme con aspavientos, duerme y no mandes
que ya te están velando los estudiantes.

Duerme mientras arriba lloran las aves
y el lucero trabaja para la cárcel.

Hombres, niños, mujeres, es decir: nadie,
parece que no quieren que tú descanses.

Rozan con penas chicas tu sueño grande.
Cuando no piden casas, pretenden panes.

Gritan junto a tu cuna.
No te levantes aunque su grito diga: "Oíd, mortales".

Duermete oficialmente, sin preocuparte,
que sólo algunas piedras son responsables.

Que ya te están velando los estudiantes
y los lirios del campo no tienen hambre.

Y el lucero trabaja para la cárcel.

Fue en 1969. Desgraciadamente, aún es así.

Opinador Lenguaraz dijo...

Querido Akiba, me parece que la CANCIÓN DE CUNA PARA UN GOBERNANTE, a parte de bella, sigue vigente, y por desgracia lo seguirá mientras el ser humano sea humano. El día en que vuelva a sus instintos primitivos y sea más animal que humano, ese día tal vez deje de estar vigente la canción, ya que los animales tienen comportamientos más humanitarios que el propio ser humano deshumanizado.
En cuanto a la legalidad de la guerra no estoy de acuerdo contigo, ya que una guerra se considera ilegal cuando no está amparada por el Derecho Internacional ni por la ONU. Cuando dos países llegan a una siruación de enfrentamiento tal que se declaran mútuamente la guerra, por degracia según el Derecho Internacional sería una guerra legal, pero no lo es una invasión.
Creo que a lo que te refieres es que no existe una guerra justa, ni ética, ni moral, así si estoy de acuerdo contigo, pues no debería haber ninguna guerra, ya que no hay nada más bonito que la paz. Por eso son tan valorados líderes como Ghandi, que oponían una resistencia pacífica y aún así eran temidos.
Pero por desgracia siempre habrá guerras, ya que hay muchas armas que vender, y el negocio es el negocio. Y ese negocio da mucho dinero que por supuesto, como los tesoros de la Iglesia, nunca irá destinado a paliar la hambruna mundial.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Querido Opinador Lenguaraz, te escribe El Hombre que mató a Liberty Vallance, Ánsar no es un criminal de guerra, podemos llamarle cretino, embustero y comemierdas, incluso jelipollas, pero de ahí a que se le acuse de crímenes de guerra media un abismo. Creyó que poniendo los pies sobre la mesa de George uve doble Bush devolvia a España a un lugar en el mundo como tercera potencia mundial detrás de USA y RU, pobre imbécil. Hizo la hola en Naciones UNidas, convenciendo a algunos del peligro que suponia Iraq para la civilización occidental, la carnicería la organizaron los americanos y los ingleses, pero que se sepa el ejército español no participó en misiones de combate. El resto de la historia ya la sabemos, fuentes independientes cifran en 650000 el número de civiles muertos desde la invasión pero eso no solamente afecta a Ánsar, desde la COPE Luis Herrero y el inefable Federiquín alentaron la necesidad de que la guerra se llevara a cabo y los curas no dijeron nada, que yo sepa en contra de la guerra, aunque algunos sacerdotes a título indivudual si lo hicieran, y aquí no ha pasado nada. Además mi antecesor en el cargo de sumo pontífice, el Papa Joan Pau segon, bendijo a Ánsar y a su familia tras la guerra, con lo cual no creo yo que ningún tribunal se atreva a contravenir el perdón divino. En fin Opinador Lenguaraz, que con los resultados del 14-M ya tuvo bastante, pero en lo económico el teme le funciona. Chau. Recuerdos a Kidd Shelin.

Opinador Lenguaraz dijo...

Querido Hombre que mató a Liberty Vallance. En primer lugar te quiero decir que ya advertí que cualquier comentario con insultos o calumnias sería moderado por mí. Pues se puede debatir sin ellos, pero tienes la suerte de que tanto de Bush como de Aznar, no tengo muy claro si son personas o cosas, con lo que por esta vez te lo paso...
A pesar de tu comentario, mantengo que los tres miembros del trío de las Azores son criminales de guerra, pues ellos llevaron a sus países a esa guerra ilegal y basada en mentiras. Que Aznar fuese un comparsa aprovechado, sin duda, pero piensa una cosa... Si Hitler fue un criminal de guerra, ¿no fueron juzgados los que le apoyaron también como criminales de guerra? Pues Aznar apoyó a Bush y a Blair. Además, yo no tengo tan claro que el ejército español no entrase en combate aunque fuese disfrazando su actitud de labor humanitaria, sí, sí...
Yo estoy de acuerdo con la Plataforma Juicio a Aznar, pues creo que hay que exigirle responsabilidades, ya que en contra del pueblo español y sin permiso del Congreso, mandó para allá nuestro ejército, y murieron soldados españoles. Los imputados por el caso GAL acabaron en chirona, él merece lo mismo, porque el que perdió de verdad en el 14-M fue Rajoy.
No le puedo dar recuerdos a Kidd Shelin, ya que me pillas fuera de juego y no sé quién es.
Saludos.