Bienvenida a todo el mundo

Desde aquí doy la bienvenida a todo el que desee leer mis opiniones en un lugar donde la indiferencia no tiene lugar.

martes, 2 de febrero de 2010

SGAE: ¡A por ellos, oeeee!, ¡a por ellos, oeeee!

Un lector de mi blog, al que agradezco su aportación, me ha enviado hoy una noticia que no tiene desperdicio, a la que ha acompañado con las palabras: para tu cruzada particular. La noticia provenía de la edición digital del diario deportivo Marca, y su titular era el siguiente:

El Badalona decide no poner más su himno para no pagar a la SGAE.

A lo que yo replico con mi Contratitular:

SGAE: ¡A por ellos, oeeee!, ¡a por ellos, oeeee!

Lo primero que he pensado al leer el titular es que la SGAE trataba de arruinar a mi querido Joventut de Badalona, pero al fijarme bien, he visto que no, la nueva víctima de los chupópteros de la SGAE no era el club de baloncesto, sino el de fútbol. Tanto monta, monta tanto...

Seguramente los vividores de la SGAE tengan razón jurídica en todo lo que hacen como: cobrar un canon en todos los dispositivos digitales que compramos, obviando nuestra presunción de inocencia, ya que pagamos la multa antes de delinquir; o cobrar a los novios por la música que se pone en una boda; o cobrar a las comisiones de fiestas por la música popular que usarán en sus actos; o cobrar por obras teatrales que representan aficionados en homenaje al autor; o cobrar por las canciones que se tocan en conciertos benéficos; o cobrar por la música que se pone en las peluquerías; o ... ahora, cobrar porque una entidad deportiva ponga su himno para animar a sus jugadores. ¿Y por qué más tratarán de cobrar? Espero que nunca vengan a mi ducha...

Resulta impactante lo que hacen estos timadores de guante blanco. En esta ocasión, arremeten contra un equipo de fútbol de segunda división B, no el madrid o el barça claro, uno más modesto, puesto que a la SGAE le encanta devorar pezqueñines. Resulta que durante cada partido que el Badalona juega en casa ponen el himno del club tres veces, y por cada una de esas veces pretenden cobrarles 90€. ¡Bravo mis queridos autores! Deberíais usar la enorme imaginación que tenéis en componer canciones buenas de verdad, que se vendan como rosquillas, y no tanto en pensar nuevos motivos para cobrar a los que escuchan vuestra música, puesto que no nos pagáis cuando vuestra música es un pestiño y la tenemos que escuchar en un bar o en la radio.

Lo más sorprendente del caso, es que el himno en cuestión tiene dos autores, uno de ellos, que será forofo del club, donó el himno para el equipo, pero el otro, lo ha denunciado a la SGAE, que evidentemente, cuando ve opciones, se lanza a por su débil presa bajo los coros del: ¡A por ellos, oeeee!, ¡a por ellos, oeeee!, tan futbolísticos ellos, cantando la canción que compuso el Capitán Canalla, a partir de un cántico popular, y por el que también cobra derechos de autor, pero, ¡qué bonicos son estos autores! De todas formas, puesto que uno de esos autores cede los derechos al club, digo yo que la SGAE debería pagar 45 de los 90€ al club, ¿no?

Supongo que ahora la SGAE comenzará una cruzada futbolística. Tal vez vaya a por los clubs que, como el Badalona, pasan penurias económicas, pero puede que un día vaya a por el Sevilla, con su bonito himno del Arrebato, pero..., ¿para quién serán los derechos del himno?, ¿para el Arrebato?, ¿o para Raúl el autor de la casualmente tan parecida canción al himno del Sevilla?

En fin, que mientras la SGAE trata de cobrar por todo lo que hagamos, yo le propongo al Badalona y otros posibles clubs afectados alguna solución: como que cante todo el público el himno o que algunos bakalaeros vayan y rodeen el estadio con sus coches tuneados y pongan el himno a toda pastilla...

3 comentarios:

el patan dijo...

ciento por ciento de acuerdo contigo, estos impresentables deberian ser prohibidos como asociacion ilegal.

el patan dijo...

un saludo, que me olvido ja ja ja.

Opinador Lenguaraz dijo...

Claro, en este tema tú, Patan, y yo, como muchos españoles con dos dedos de frente, estamos de acuerdo.
La verdad es que empiezo a pensar que lo de la SGAE debe ser una estrategia para crearse enemigos con algún oscuro fin que no comprendo, puesto que también quieren cobrar 95 euros a un instituto por representar una obra de Lorca. ¡Lo que me faltaba por ver!
¿Hasta dónde llegarán los piratas de la SGAE? ¿Alguna pista Patan? Yo no tengo ninguna, porque la SGAE siempre acaba superando mi imaginación...
Gracias por tus comentarios, je, je.
Espero que no hayas sufrido mucho en el temporal que ha azotado las Canarias.
Un saludo.