Bienvenida a todo el mundo

Desde aquí doy la bienvenida a todo el que desee leer mis opiniones en un lugar donde la indiferencia no tiene lugar.

martes, 5 de agosto de 2008

Si he de soñar, que sea hacia atrás...

¡Uaaaaaaaaaah! ¡Qué sopor! Esto de despertar a la vida tarde tiene esas cosas, pero bueno al menos tendré que soportar menos calor en el día de hoy, algo bueno pues...

¿Qué hora será ya? Las 11:44, ya toca levantarse... Pero, ¡no puede ser!, hace un rato he mirado y ya eran las 11:44, volveré a mirar, que todavía debo estar durmiendo, a ver a ver... ¿las 11:40? ¿Pero esto qué es? Ya sé, se me ha vuelto a estropear el reloj, a saber qué hora es...

El de la cocina no falla nunca, entonces son las once, no era tan tarde, después de todo, pero..., ¡un momento! ¡La manecilla del reloj va hacia atrás! ¡No puede ser! ¡En verdad va hacia atrás! El segundero corre en sentido antihorario, ¡no puede ser!

Un momento, pondré la radio a ver qué dice: ...ovitamrofni nítelob ,otnup ne zeid sal noS .saíd soneuB ...iiiiiiiiip ip iP No entiendo nada, la radio también se ha vuelto loca, hasta me parece oír al locutor hablar al revés, debería dejar de escuchar a Marliyn Manson, que ya escucho a Satanás por la radio, ¡necesitaré un exorcismo!

No lo que pasa es que sigo durmiendo y estoy soñando. Si ahora tiro un vaso al suelo, cuando se rompa me despertaré del susto, ¡ahí va! Ya cae, me voy a despertar, sigue cayendo, me despertaré, cae despacito, ¿por qué tarda tanto en caer?, ya toca el suelo, se resquebraja, se esparcen sus trozos, ¡pero! ¡Los trozos se vuelven a juntar! ¡El vaso sube! Y lentamente se coloca otra vez encima de la mesa, pero, ¿qué pasa?

Acabo de escuchar un estruendo, la casa se mueve, la casa se encoge, tengo que salir de ella mientras se derrite, sí veo bien, las paredes, los muebles, todo se está derritiendo, incluso la suela de mis zapatillas, es como en el cuadro de Dalí el espacio-tiempo se dilata, y se contrae, da un vuelco, me voooooy...

Salgo corriendo de casa, pero no he cogido el paraguas, y vaya error, porque ahora está lloviendo, pero también llueve raro. Ya veo lo que pasa, el agua sale del suelo, de los charcos, y acaba en las nubes, ¡y ni siquiera me moja!

He de correr más, el suelo sigue desapareciendo a mis espaldas, oscila y se convierte en un fluido, yo no quiero acabar en él. Grito a la gente que veo para que corran y huyan, pero no me hacen caso, ¿acaso quieren morir? Yo no...

En mi carrera veo a una pareja discutiendo, parece que hay amenazas, aunque no entiendo muy bien lo que dicen, ¡claro!, ¡si todo va al revés! Ya son felices otra vez, esto es al principio, y la mujer me sonríe, ¿por qué? ¿No teme morir?

Me da igual, yo sigo corriendo, he de huir de ese suelo que se derrite. Aún así me doy cuenta de que en la carretera están los restos de un gato atropellado, con lo que a mí me disgusta ver eso, pero ya no son los restos, el gato vuelve a estar entero mientras el coche lo atropella otra vez, pero al revés claro, y no sé, me da la impresión de que el gato también me ha sonreído. Pero bonito, ¡huye!, ¡correeee!, ¿no ves que vamos a desaparecer?

En fin, yo sigo corriendo mientras veo cosas tan extrañas que no se pueden describir con palabras, pero la carretera se acaba, y detrás de mí todo se deshace. Trato de huir montaña arriba, pero no es una montaña cualquiera, resulta ser un volcán y se encuentra en erupción, pero una erupción extraña pues las cenizas y la lava se dirigen al interior del volcán, me atraviesa todo y no me toca, es como si yo no formase parte del mundo, como si estuviese huyendo del mundo. Pero lo he de conseguir, huiré de este mundo que se está desintegrando y que no me deja ser yo, ya que de lo único que soy consciente es de que yo soy yo, aunque los demás no lo sean de sí mismos y se estén dejando absorber.

Franqueo el volcán y ¡oh gran decepción! Por el otro lado también se está derritiendo todo, no hay salida. Vuelvo a subir y veo el volcán, en su interior un río rojo anda revuelto y tras de mí por todas partes el espacio y el tiempo se confunden, todo está ya acabando, estoy atrapado. Ahora lo veo, voy a morir, hoy no tenía que haberme despertado. En fin, si Alicia atravesó el espejo y se encontró un mundo mejor, tal vez mi espejo sea la lava, por ello decido que más vale atravesar el fuego de la hoguera del volcán que perderme en esa masa que me persigue y todo lo consume. Así que salto al interior del volcán...

Pero no, no ¡nooooooooo!, no lo he conseguido, ese mundo que se derrite me ha atrapado en mi caída, mis piernas se funden, mi cuerpo, todo yo... ¡adiós!

Aunque no he muerto, sigo sintiendo, sigo pensando, sigo siendo yo, pero yo ahora también voy marcha atrás. Es como una montaña rusa pero con todo al revés. Mi vida pasa a toda velocidad ante mí aunque marcha atrás.

Mi trabajo, mis estudios, mis amigos, mi familia, todo desaparece al aparecer, esto es un continuo devenir de información. Pero... parece que se frena, ahora soy un bebé, no sé articular palabra, no puedo gritar, sin embargo estoy llorando. Un médico me pega y me vuelve a meter en mi madre...

No acaba todo, aún siento cosas del mundo exterior mientras me desaparecen los bracitos, las piernecitas. Sólo soy ya un montón de células que luchan por juntarse en una sola, hasta que lo consiguen. Y ahora salgo de un sitio y voy muy rápido hacia atrás, y eso que tengo cola, ¡soy un espermatozoide! Y no sólo eso estoy entrando en mi padre, hasta que poco a poco me descompongo y desaparezco.

Sin embargo sigo aquí. No me veo, no veo a nadie. Pero estoy seguro de que eso que siento soy yo. Es más, en ese punto de allá siento al gato que me sonreía, en aquel otro punto a la mujer que también me sonrió, ¡estamos todos aquí!

Y además estamos bien. En este universo de puntos todos nos sentimos felices, sólo somos puntos pero eso no importa. Siento que hay árboles, que hay flores, que hay pájaros, que hay insectos, que hay peces, que hay hombres, que hay mujeres... y todos somos iguales, todos somos puntos. Nadie es más que nadie, nadie es mejor que nadie, y como lo sabemos todos somos felices. Ahora entiendo el motivo de que nadie huyese, de que yo fuese la única cosa del mundo, que no comprendía lo que nos iba a pasar, por eso todos sonreían mientras yo no hacía más que huir.

Aquí todo el mundo sabe lo que puede llegar a ser, en lo que cada punto se convertirá. Por ejemplo aquel punto de allá será un gorrión, y no temerá a las escopetas de balines, ya que el ser humano aquí no siembra ni el dolor ni la muerte. Ese otro punto de allá será un hombre, que no tiene miedo de serlo, porque es igual a todas las demás cosas. Sabe que no será maltratado por nadie y que tampoco maltratará a nadie; sabe que ni será rico ni pobre, porque aquí no existe el dinero ni tampoco las clases sociales. Aquel otro punto de allá será un elefante, que se siente bien porque no teme que nadie le mate por su marfil. Y allá, al fondo, si me fijo bien hay otro punto, y ese punto eres tú...

Es triste tener que imaginar un mundo perfecto y donde todos los seres vivos del planeta seamos iguales, como un universo de puntos. Sólo así podemos ser felices, porque nadie es mejor que nadie, y todos lo comprendemos. En ese universo hay paz, en ese universo todos podemos ser lo que queramos, ya que nadie nos corta las alas. Tal vez así fue el principio, un mundo sin diferencias, y ahora sólo podemos llegar a él retrocediendo más y más. ¿Por qué el ser humano llegó y destrozó este universo tan feliz llenándolo de diferencias que no sirven para nada?

En fin, espero que mis palabras de hoy, un tanto surrealistas, no merezcan el castigo de la hoguera, ya que quienes merecen el castigo del fuego purificador, ese que estaba en el volcán al que no pude caer, son todos los seres humanos que hacen que otro ser vivo sea infeliz. Desde el que pisa una planta hasta el que maltrata o mata a un animal, desde el que acumula riquezas y poder viendo como sus semejantes no tienen nada hasta el que se considera superior, desde el que maltrata a su ser más querido hasta el que agrede a su peor enemigo. La verdad es que estamos todos ahí, hagamos algo por mejorarlo sin tener que retroceder cruelmente para acabar convertidos en puntos.

¡Buenas tardes!

7 comentarios:

melanoma and company dijo...

Si he de soñar que sea hacia atrás...
Y yo me pregunto: ¿Por qué no hacia adelante? ¿Por qué no con ilusiones y esos sueños que se transformen en hechos?.
Me parece triste que una persona de hoy,piense que el ayer era mucho mejor,que piense en el mal y no en el bien del ser humano,que no piense en la bondad de miles y se centre en el mal de pocos,que generalice y no vea más de dos metros,o en su defecto,de las líneas de un periódico.Desde mi punto de vista se habla poco en este blog de lo que interesa de verdad.Se tira demasiada tierra encima,se culpabiliza a la gente,cosa que sucede en cualquier parte,no se hace otra cosa que no lo hagan los demás ya,que triste......No te ofendas,tan sólo miro lo positivo,algo que creo que has olvidado.Yo te propongo para que te quemes esta vez en la hoguera lenguaraz.....

Train dijo...

Bueno, yo lo veo más como una excusa para escribir un relato que tenía en mente, más reivindicativo que derrotista.
Cuando veo lo que hacen algunas personas (sus derechos no se acaban donde empiezan los de los demás sino que pasan por encima)mi subconsciente sin querer me eleva por encima de ellas y me hace pensar que soy superior...con lo cual estoy entrando en el juego y eso me debería poner por debajo >:-/. Hoy te vas a la hoguera por hacerme un lío ¡dos votos para que te quemes!

Opinador Lenguaraz dijo...

Queridos melanoma and company y Train:
Bueno, en primer lugar le he de dar la razón a Train, y es que lo escrito por mí no era más que un relato y sí, muy reivindacitivo y nada derrotista. Pero bueno, lo mismo me pasa a mí cuando veo algunas obras abstractas de pintores, que no las entiendo y nunca entenderé lo que su autor quiso decir, porque o estaba drogado, o su estado de ánimo era especial en el momento de concebirlo o cualquier condicionante que produzca la creación de una obra.
Y bueno, respecto a lo de quemarme en la hoguera, es triste que hayan tenido que pasar casi 150 posts para que alguien me eche a la hoguera, y encima por cosas equivocadas...
La intención cuando di a luz este blog era, a parte de matar el tiempo, dar opiniones mías evidentemente, que podrían interesar al resto del mundo o no, pero sobre todo mías. En la cabecera del blog pone que es de opinión sobre cualquier tema, y eso es lo que hago, además tratando de no dejar indiferente a nadie, que parece ser que con este relato ya lo he conseguido.
Si miramos el título de mi blog: "Meditaciones Ante La Hoguera", creo que queda clara mi intención cada vez que escribo. Voy a dar una opinión, que espero que a la mayor parte de la gente que la lea la haga pensar, meditar, como yo lo he hecho antes, y que al no dejarles indiferentes, me quemen por ser contraria mi opinión a la mayoría, lo que no siempre ocurre. Así que de partida, yo lo que hago es recorrer en un carro el camino que me separa de la hoguera donde me voy a quemar, mientras medito sobre el tema que me va a quemar. Y por supuesto, en un arrebato infantil, siempre digo, si yo me quemo, éstos (a los que yo culpo) también se vienen conmigo...
Melanoma, hablas de mi positividad, como si lo que yo hago aquí fuese expresar mi personalidad, pero lo único que hago es seguir el rol que me he inventado. En este blog, también se ha volcado positividad, búscala, pero por supuesto siempre he de acabar quemando a alguien, además de a mí, que se da por entendido. En realidad, suelo ser una persona bastante positiva, y así lo transmito, pero esto no es mi realidad, aunque en algunos temas coincida.
Respecto al relato, melanoma, vas bastante desencaminada. Ya te has dejado engañar por el título, el que interpretas al revés, y de forma literal, que es lo contrario a lo que quiero expresar en verdad.
Luego te centras en el casi final, porque del final que es donde nombro a toda la humanidad y donde pido que hagamos algo para solucionarlo pasas por completo.
Por supuesto, yo creo que el ser humano es lo más bonito que existe, pero hay seres humanos que hacen que la vida sea un valle de lágrimas, y sí, por supuesto que son minoría, ¡menos mal!,aunque muchos más de los que piensas...
Y bueno, Train, no esperaba que nadie sacase conclusiones como las tuyas de un relato tan surrealista, la verdad, pero ¡buen intento!, ja, ja, ja.
La verdad es que el relato surge de la deformación profesional, está basado en leyes físicas, y en la duda sobre un imposible.
En la física, y en la vida también, existe un principio de causalidad, que dice que siempre las causas son anteriores a los efectos, pero, lo que yo hago es dudarlo, por eso la marcha atrás, no es una marcha atrás, sino un paso adelante, pero al revés...
Para jugar con ello, he de involucrarme en una singularidad del espacio-tiempo (relatividad general de Einstein), un lugar donde las leyes de la física no tengan por qué ser verdad, al menos como las conocemos, y para ello he usado una especie de agujero negro, que va devorando el espacio-tiempo tal y como lo conocemos, de forma que cuando parece que vamos hacia el pasado, lo que pasa es que se viola la causalidad y acabamos en el futuro, pero al otro lado del agujero negro, donde no se sabe lo que hay, ¿acaso puntos? ¡Seguro!, pero no me imagino allí al ser humano como tal, y por eso, y porque es el único animal que mata sin necesidad decidí quemarlo conmigo, ¡a alguien tenía que quemar!, ¡es mi rol!
Bueno, perdonad la rayada mental, pero no siempre escribo sobre lo que dicen las líneas de un periódico.
Gracias por vuestros comentarios y arded conmigo...
Saludos.

melanoma dijo...

He releido el artículo,tengo que decir que me equivoqué de lleno en lo que dije,rectificar es de sabios y hablar de más es de tontos.Así que ahora me invade una duda: ¿Soy tonta o sabia?.Bueno lenguaraz,le pido disculpas y decirle que ahora que le he encontrado el significado correcto,eso espero,estoy totalmente de acuerdo,aunque como siempre,lo bonito siempre es una utopía,pero un sueño del que todos deberíamos alimentarnos.....

Opinador Lenguaraz dijo...

Bueno melanoma, me sorprende que te hayas leído dos veces el artículo, ya que creo que no merece la pena, je, je.
No es fácil encontrarle el sentido, pero me apetecía hacer algo raro, y uno no puede negar lo que es...
Rectificar es de sabios, sin duda, por eso tú eres sabia, aunque no te deberías dejar confundir por mí, que me gusta demasiado eso de contradecir.
No te veo ningún pelo de tonta, aunque como yo crees en utopías, lo que produce a veces desengaños, y eso nos puede volver tontos a los ojos de los demás. De tonta nada, es más eres la primera que me ha hecho justificarme, je, je.
Y no pidas disculpas ni me hables de usted que me hace mayor. Yo expreso mis opiniones cuando escribo, que son mías y no por ello debo pedir disculpas, o eso creo. Tú expresaste tú opinión en tu comentario, eso no ofende, aunque traté de que vieses lo que yo intento decir.
Sigue soñando que es gratis...
Saludos.

yamidama dijo...

Me he burlado mucho de una idea sobre un universo de puntos. Más bien, me he burlado bastante. Aunque hoy tengo que decir que me gustaría ser un punto en un universo así.

Opinador Lenguaraz dijo...

Es que en un universo de puntos, todos seríamos puntos,todos seríamos iguales, no habría diferencia, pero como todo, es una utopía, y ése es mi sueño.
Gracias por tu comentario yamidama.
Un saludo.